Dr. David Cecilia 
CIRUGÍA DE LA MANO Y CODO      TRAUMATOLOGÍA y CIRUGÍA ORTOPÉDICA 

FRACTURAS DE MUÑECA

Las fracturas de muñeca son de las más frecuentes de todo el cuerpo y dentro del miembro superior son las fracturas más frecuentes. Suelen ocurrir por un traumatismo de alta energía o accidente deportivo pero también las vemos cuando una persona sufre una caída casual en la calle. En estas últimas es habitual que exista una osteoporosis de base.

Cuando hablamos de fracturas de muñeca nos referimos a las fracturas del radio en su extremo distal, es decir a nivel de la muñeca. Algunas veces también se rompe a ese nivel el otro hueso del antebrazo, el cúbito y otras veces (las menos) algún hueso o ligamento del carpo (el más frecuente, el escafoides).

El tratamiento la mayoría de las veces consiste en inmovilizar la fractura con una escayola o una ortesis (escayola de ortopedia, generalmente de material termoplástico) con el objetivo que los fragmentos de la fractura se mantengan en la misma posición que antes de romperse y la fractura consolide en esa posición. Algunas veces, ya sea porque los fragmentos estén desde el inicio muy desplazados o porque la inmovilización no consiga mantenerlos en su sitio, es necesario operarlas para colocar algún sistema de osteosíntesis (habitualmente placas con tornillos) que mantengan todos los fragmentos en su sitio mientras la fractura pega. El objetivo del tratamiento debe ser devolver la la muñeca a la situación anatómica lo más parecida posible a antes de la fractura para devolver al paciente a la misma situación funcional y que pueda realizar la misma vida que hacía antes de romperse la muñeca



CASOS CLÍNICOS. FRACTURAS DE MUÑECA

La cirugía de estas fracturas varía mucho en su complejidad de forma directamente proporcional a la complejidad de la propia fractura. A mayor número de fragmentos, mayor afectación de las articulaciones, mayor deformidad, lesiones asociadas (ligamentosas u óseas), más compleja y delicada es la reconstrucción. Se hace necesario que estas fracturas sean tratadas  por especialistas en cirugía de muñeca para evitar en la medida de los posible secuelas de las mismas. Las secuelas que más frecuentemente vemos son referidas a pérdida de movilidad y dolor a la movilización y muchas veces se hacen necesarias cirugías de reconstrucción para mejorar la situación. La mejor prevención de estas secuelas es hacer el tratamiento de la fractura inicial de la mejor manera posible intentando hacer una reconstrucción de la fractura lo más parecido posible a la situación previa a la fractura.



Muchas veces nos ayudamos de la artroscopia de muñeca. Esta técnica nos permite visualizar el interior de la articulación y tener un control directo de la misma. Además nos permiten identificar y tratar si es necesario las lesiones asociadas que se dan en al menos el 50% de las fracturas de muñeca. Estas lesiones son sobre todo de los ligamentos del carpo (escafolunar y lunopiramidal) y del complejo del fibrocartílago triangular. También tenemos un control perfecto sobre el material que implantamos evitando que queden tornillos intraarticulares


Correo
Asignación
Acerca de
Instagram
LinkedIn